Huatulco, todavía un paraíso

Huatulco, todavía un paraíso

Si no has visitado todavía las Bahías de Huatulco, en Oaxaca, en verdad, ¿qué esperas? Es un paraíso, hasta el momento muy bien conservado y con actividades para todos. La gente que vive y trabaja en Huatulco se ha encargado de respetar el plan de un desarrollo turístico sustentable, por su protección al medio ambiente y su baja huella de carbono. Así que a visitarlo ¡como turistas responsables! Nada de llevarnos corales o arena. Y mucho menos, dejar basura.

¿Qué puedes hacer en Huatulco? Aquí algunas ideas de nuestro último viaje a este precioso lugar.

Da un tour por las bahías. Las Bahías de Huatulco son 9 y tienen 36 playas en total . Algunas son accesibles en carro, otras sólo en barco o cuatrimoto. Cada playa tiene su encanto. Por ejemplo, la Playa La Entrega es un acuario natural donde toda la familia puede nadar con esnórquel para ver sus arrecifes de coral, peces y demás fauna marítima de la zona.  Barra de la Cruz es el lugar para los surfers, con olas enormes y todo el ambiente hippie (y los muchachos con cuerpos de modelo de Calvin Klein). En Bahía de Santa Cruz encuentras playas con un mar muy tranquilo y bajito, para chapotear con la
familia, mientras Doña Celia te prepara una langosta, mojarra o ceviches. La Bahía de San Agustín es la más amplia de todas las playas de Huatulco y es un paraíso para descansar, comer y nadar con esnórquel en sus arrecifes de coral. El tour que te ofrecen de 7 horas por las bahías vale la pena. Sólo como tip, lleva tu hielera con algunas cervezas heladas, ¡se te van a antojar!

Pasea en cuatrimoto. Adéntrate a las selvas bajas de Oaxaca para llegar al final a una de sus extraordinarias bahías. Nosotros llegamos a la Bahía de San Agustín en un paseo de 4 horas. Tuvimos un guía de lujo, Pierre. Un francés que lleva más de 25 años viviendo en México, y que no piensa regresar.

Visita su centro. El centro de Huatulco (La Crucecita) es perfecto para comprar buenos recuerdos de tu visita. Nosotros regresamos con chocolate y mole de La Soledad y licores de mezcal de sabores. También te vas a topar con bares y restaurantes que te harán ojitos. Nosotros visitamos La Crema, un restaurante bar donde sirven pizzas y papas cocidas en horno de leña. Yo acompañé mi pizza de un coctel de mezcal con naranja.

Sobre el hospedaje, nos fue muy bien con nuestra elección, Marina Park, frente a la Bahía Chahué. Rentan departamentos de lujo totalmente equipados a precios accesibles, donde puedes acomodar una familia grande. Ya sea en recepción o en las playas te venden los paquetes de recorridos. Los precios no varían mucho entre una operadora de turismo y otra.

Eso fue lo que nosotros hicimos, pero nos faltó el rafting en el río, escalada de miradores, visita a las cascadas, el EcoTour que ofrecen para visitar cocodrilos y el museo de la tortuga…así que, ni modo, tenemos que regresar.

This slideshow requires JavaScript.

 

2 thoughts on “Huatulco, todavía un paraíso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *